sábado, 2 de julio de 2016

Cómo comer más fruta: Receta de granizado de sandía

¡Buenos días!

Hoy os traigo una entrada tanto para los que no os guste mucho la fruta y no sabéis como hacerla más apetecible como para los que os encanta y las tomaríais a todas horas :)

Se trata de un granizado de sandía muy muy sencillo y perfecto para el verano. Además, me parece una receta muy útil también para los niños, para que vean la fruta como algo sabroso y divertido. 

Eso sí, recordad que la fruta pierde propiedades al tomarla en zumo y que siempre es mejor tomarla entera ya que tiene más fibra, ayuda a absorber los azúcares que contiene y sacia más. Aún así, alternar la ingesta de frutas y zumos naturales es muy buena opción y siempre es mejor tomar la fruta en zumos que no tomarla.

También me gustaría recordaros que no es lo mismo un zumo natural casero que uno envasado. Estos últimos, en la mayoría de las ocasiones, no tienen apenas fruta y contienen muchos azúcares y conservantes.


Ingredientes: (para dos vasos de zumo)

· 1 Kg de Sandía (mejor si es sin pepitas)
· 1/2 Limón (opcional)
· Hielo (opcional)


Utensilios:

· Cuchillo
· Tabla de cortar
· Licuadora/batidora
· Colador (opcional)
· Vasos con tapas

Duración de la receta: 10 minutos + al menos 3 horas de congelado

Paso a paso:

1. Cortar la sandía en trozos lo suficientemente pequeños como para que se batan bien.


2. Quitar las pepitas (si las tiene).

3. Batir/licuar todo bien. Si usáis un robot de cocina como Thermomix, podéis echar toda la sandía a la vez, pero si tenéis una batidora normal, podéis hacerlo poquito a poco.

4. Una vez licuado todo el zumo de sandía, podéis echarle el medio limón pelado sin la parte blanca (ya que amarga). Este paso es opcional, yo normalmente no lo hago porque me gusta más dulcecito.

5. Otro paso no obligatorio es colar el zumo. A mí personalmente me gusta más colarlo, aunque soy consciente de que reducimos más la fibra que contiene ya que esta suele ir en la pulpa.

6. Lo siguiente sería meter el zumo en envases que tengan tapadera ya que, como vamos a congelarlo, evitaremos que se derrame. A mi me gusta usar los vasos tipo "Mason Jar" que están ahora tan de moda ya que, al ser de vidrio, conservan muy bien el fresquito del granizado. Pero, si no tenéis este tipo de vasos de cristal con tapa, podéis usar una fiambrera-vaso como las que os enseño en esta foto:


7. Una vez envasado, debemos meterlo en el congelador durante al menos tres horas. Podéis saltaros este paso añadiendo hielo para enfriarlo y tomarlo como un zumo en vez de un granizado.

8. Cuando ya esté suficientemente frío, podéis usar un cuchillo para trocear el hielo. Si han pasado más horas y está demasiado congelado, debéis dejarlo descongelar unos minutos a temperatura ambiente.


Algunos datos más:

· Hay personas que añaden azúcar pero, en mi opinión, es innecesario. La sandía es una fruta suficientemente dulce y no necesita azúcares añadidos.

· También podéis hacer polos vertiendo el zumo en moldes de helados y congelándolos.

· Los zumos no pierden las vitaminas instantáneamente, sino a partir de que pasen 12 horas desde que se exprimió. Lo que si puede pasar (sobre todo con el de naranja o limón) es que se vuelvan más ácidos.

· Según El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación, la congelación tiene un efecto mínimo en el contenido nutricional de los alimentos. Por lo tanto, no hay ningún problema en congelar el zumo y tenerlo durante unos meses en el congelador.


Y...¡esto es todo por hoy! Espero que os haya gustado la receta y que, si la probáis, me contéis que os parece. Os recuerdo también que tengo Instagram, por si queréis nombrarme en vuestras recetas o, simplemente, por si queréis enteraros de las nuevas publicaciones en el blog.

13 comentarios:

  1. Que rico!!! yo me hago muchos granizados pero de melón, triturando el hielo, melón y un poco de azúcar... está tan rico!! :D

    ResponderEliminar
  2. Qué rico! Me encanta la sandía, precisamente acabo de tomar de postre una rodaja de sandía y otra de melón :)
    Así que me ha encantado la idea del granizado (yo tampoco le echaré azúcar, además ¡si la sandía es dulce!). Ahora mismo te ficho por IG.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Esto fresquito entra de maravilla!!besos

    ResponderEliminar
  4. Pues lo mismo un día de estos lo pruebo, en mi casa con esto de ña dieta comemos bastante fruta

    ResponderEliminar
  5. Tiene una pinta estupenda y a mi me encanta la sandía:D
    Un beso!
    El Tocador de Mia.

    ResponderEliminar
  6. Que genial!!!
    A mi me pasa una cosa rara. La fruta me gusta, pero me da mucha pereza comerla!
    Con estos truquillos a ver si me entran más ganas de comer cada día :-)
    Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Que buena pinta! Con lo que me gusta a mí la sandía fijo que lo pruebo! Un beso

    ResponderEliminar
  8. me encanta la sandia y ya en granizado cuando hace mucha calor me chifla!!

    ResponderEliminar
  9. Ayy qué ricooo, estoy deseando probarlo.
    Un besito guapa :)

    ResponderEliminar
  10. Pues algo nuevo que aprendo hoy, yo pensaba que las vitaminas se perdían ya desde el primer momento! :O
    Estoy de sorteo en mi blog, te invito a pasarte :)

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! No me gusta la sandía, pero admito que en este formato parece rico jajaja.

    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  12. Este verano estoy adicta viva a los batidos de sandía con leche. Se forma como una espumita que mmm!!! Me apunto el granizado, tiene que ser un puntazo1!1 besos.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu visita! Espero que te haya gustado la entrada :)